, , ,

4 Beneficios del Internet de las Cosas para las empresas

beneficios del internet de las cosas

IoT: Internet de las Cosas

Como ya hemos comentado antes, Internet ha conectado el mundo creando conexiones que antes no eran posibles, pero este cambio sigue en marcha. El Internet de las Cosas o IoT está llegando y va a transformar nuestra forma de vida tal como la conocemos.

Internet de las Cosas se basa en dos aspectos fundamentales. Por un lado, “cosas” (que pueden ser desde dispositivos a infraestructuras) inteligentes conectadas. Por ejemplo, sensores de detección de movimientos o de luz, un procesador de datos y una conexión a Internet. Una segunda dimensión de esta evolución son los componentes, software y servicios que hacen posible hacer esas “cosas” útiles.

Integrar dispositivos que capturan o generan información y el análisis permitirá a las empresas conocer el mejor momento para hacer una venta o promoción, agregar o reducir horas de trabajo, mejorar las entregas o incluso reaccionar de forma rápida a tendencias y factores externos. De forma que, en poco tiempo vamos a ver importantes beneficios del Internet de las Cosas para las empresas.

Hoy en día ya hay muchos ejemplos de soluciones IoT aplicadas a la industria. Por ejemplo, la gestión de inventario basada en RFID permite a través de etiquetas y sensores rastrear los movimientos de la mercancía, variaciones de inventario, localización en tiempo real o conocer el estado del inventario. U optimizar sus recursos y tiempos de producción como en el caso de nuestro cliente Tenneco Automotive Ibérica, S.A.

Otro ejemplo puede ser una tintorería en la que las prendas se pueden rastrear con etiquetas de identificación (RFID) lavables de forma que a través de sensores se evite la pérdida de prendas y se pueda notificar al smartphone de un cliente cuando su ropa esté lista.

Vamos a ver de forma más concreta cuáles son los beneficios del Internet de las Cosas para las empresas.

Beneficios del Internet de las Cosas

IoT conectará prácticamente todos los objetos a Internet, permitiendo que todo, desde puertas, muebles o alimentos, con sensores para medir y enviar datos a la nube. Es decir, todo a nuestro alrededor será inteligente.

Y este avance implica los siguientes beneficios:

Todo podrá ser medido

Desde electrodomésticos, equipos de construcción, edificios o vehículos transmitirán datos y se podrán comunicar con otros objetos o personas. Así, todo podrá ser medido y rastreado todo el tiempo. Y las aplicaciones y herramientas basadas en la nube podrán analizar y traducir esos datos en información útil. Esa información será clave para tomar mejores decisiones y ayudar a conseguir mejores resultados.

El Big Data ya ha demostrado en casi todas las industrias el valor de la información y el análisis. Imagina las posibilidades si casi todos los objetos pudieran transmitir datos que se puedan analizar en tiempo real.

Las métricas se utilizarán en tiempo real

Que el Internet de las Cosas sea capaz de crear cantidades masivas de datos que pueden ser analizados y utilizados para tomar mejores decisiones es genial, pero va más allá. Esos datos pueden ser analizados y usados en tiempo real, lo que significa que los datos que se reopilen, servirán instantáneamente para realizar mejoras.

Con IoT, la información se convierte en acción a gran velocidad, permitiendo predecir problemas y anticipar tendencias.

Los datos procesables serán compartidos

Todos los datos que se creen a través de la tecnología IoT no existirán en un vacío, sino que se podrán compartir con compañeros de trabajo y otras partes interesadas.

La eficiencia de los sistemas, el monitoreo de la efectividad de estrategias o los resultados de campañas es más fácil y factible cuando cuando más personas participan. La capacidad de conectar y compartir datos permitirá trabajar conjuntamente a distintos departamentos para tomar decisiones.

Las industrias se interconectarán

Cuanto más conectadas estén las máquinas, más conectadas estarán las personas. Los datos no se agruparán en una única industria en particular, sino que se usará en diferentes sectores y empresas, impulsando la innovación.

Por ejemplo, los datos de vehículos inteligentes podrán ayudar a mejorar el tráfico, ayudando a su vez a mejorar las ciudades inteligentes, lo que puede hacer que el uso de la energía sea más eficiente y así sucesivamente.

Estos beneficios del Internet de las Cosas para las empresas significan nuevas oportunidades de colaboración para mejorar sus negocios.

Si quieres conocer como desde Clase10 convertimos los datos en competitividad, estos otros artículos te serán de utilidad: