,

IoT aplicado a la industria

IoT aplicado a la industria

Internet de las Cosas (IoT)

Internet ha atravesado diferentes etapas a pesar de su relativamente corta existencia y ya ha beneficiado a personas, causas sociales, la política, los negocios y la economía en su conjunto a través de la escalabilidad de las conexiones, la eliminación de barreras físicas y el aprovechamiento del denominado “Big Data“. De modo que, Internet ha impulsado el cambio más transformador y omnipresente de nuestra historia. Y acaba de comenzar.

La innovación tecnológica impulsada por Internet dentro del espacio de operaciones industriales añade nuevas dimensiones a diario. En los nuevos sistemas de fabricación “inteligentes” –Industria 4.0– las redes de fabricación inteligentes basadas en Internet están uniendo las plantas de producción con los sistemas de gestión empresarial y los tomadores de decisiones.

Para validar el impacto y el poder del efecto de Internet en las plantas de producción, sólo necesitamos observar las dinámicas inducidas por la red que dominan la vida cotidiana en un mundo conectado. La conectividad es una estrategia ganadora porque los participantes (o “nodos”) conectados dentro de una red hacen que el conjunto sea mayor que la suma de sus partes. Como ciudadanos, consumidores y empresarios, todos nos encontramos con efectos de red todos los días: la sabiduría de las multitudes, el intercambio de archivos, las redes sociales, el contenido generado por los usuarios y el contagio financiero son manifestaciones de los efectos de red que se han convertido en rutina.

Los ejemplos cotidianos y corrientes de eliminación de limitaciones y límites de intercambio de datos se traducen directamente en cómo la tecnología avanzada de redes, la infraestructura y las prácticas de la próxima era de Internet apoyarán la convivencia armoniosa de dispositivos, aplicaciones y procesos en toda la empresa industrial.

IoT aplicado a la industria

Aprovechar el potencial de una nueva generación de redes y plataformas analíticas capaces de procesar grandes flujos de datos industriales romperá las paredes entre los dominios operacionales para estimular la integración, la colaboración y la creatividad. Las características del nuevo entorno de fabricación inteligente incluyen:

  • Montaje inteligente, buscando reducir los tiempos de inactividad y mejorando la precisión, flexibilidad y fiabilidad en la fabricación.
  • Fábrica visual. Las soluciones emergentes de redes y conectividad permiten una vista de panel de entornos multi-planta, mejorando la eficiencia, la seguridad y el rendimiento de los activos.
  • Sistemas de producción mejor integrados para acortar los procesos de producción. La tecnología de red IP (Protocolo de Internet) conecta las aplicaciones empresariales con los datos de producción a nivel de dispositivo en tiempo real, permitiendo flujos de información más rápidos, decisiones más rápidas y mayor capacidad de respuesta del mercado.
  • Anticipación a la resolución de incidencias. A menudo, las plantas no pueden enviar notificaciones en tiempo real cuando el equipo falla en la línea de producción. Los estándares abiertos permiten a los usuarios conectarse a sensores que detectan fallos de funcionamiento en tiempo real para mejorar el rendimiento del equipo.

La aportación de valor de IoT aplicado a la industria

¿Cómo se traduce IoT en una ventaja comercial para los fabricantes? Las empresas industriales reportan beneficios que van desde el aumento de la productividad laboral y la colaboración, hasta una mayor eficiencia general del equipo, una mayor agilidad en el mercado y experiencias positivas para los clientes. Las capacidades clave incluyen:

  • Mayor rapidez de comercialización. Los fabricantes que despliegan arquitecturas para apoyar la revolución de IoT afirman que están cosechando beneficios de abrir los flujos de información entre los sistemas de la planta y las aplicaciones de negocio. El resultado es como tener un “motor de decisión de toda la empresa” que les permita acelerar los nuevos productos al mercado y ejecutar ajustes de la cadena de suministro más rápido que antes.
  • Mayor productividad y excelencia operativa. La conectividad IoT promueve una nueva clase de activos operativos, a menudo incorporados con sensores capaces de comunicarse con otras máquinas sin intervención humana. Estas redes de máquinas inteligentes se ajustan automáticamente a las condiciones de funcionamiento cambiantes y alertan a los operadores de las necesidades de mantenimiento antes de las averías. En consecuencia, la eficiencia del equipo aumenta y el riesgo de tiempos muertos disminuye. Mientras tanto, los costes se controlan automáticamente a través de programas de mantenimiento proactivo que dependen de dispositivos, basados en datos de sensores, que se comunican a través de redes industriales.
  • Personas más conectadas. IoT aplicado a la industria permitirá a las personas conectarse a Internet de innumerables formas. Hoy en día, la mayoría de la gente se conecta a Internet a través de dispositivos (PC, tablets, televisores y teléfonos inteligentes) y redes sociales (Facebook, Twitter, LinkedIn y Pinterest). A medida que Internet evoluciona hacia el IoT, la gente se conectará de manera más relevante y valiosa.
  • Procesos más óptimos. El proceso desempeña un papel importante en la forma en que las otras entidades de IoT -personas, datos y cosas- se integran entre sí para ofrecer valor a través de escenarios tradicionalmente separados y distintos. Con el proceso correcto, las conexiones se vuelven relevantes y agregan valor porque la información correcta se entrega a la persona adecuada en el momento adecuado de la manera apropiada.
  • Uso proactivo de los datos. Con IoT aplicado a la industria, los dispositivos suelen recopilar datos y transmitirlos por Internet a una fuente central, para su análisis y procesamiento. A medida que las capacidades de los dispositivos conectadas a Internet continúen avanzando, se volverán más inteligentes al combinar los datos con información más útil. En lugar de simplemente reportar datos sin procesar, las cosas conectadas pronto enviarán información de nivel superior a máquinas, ordenadores y personas para una evaluación más profunda que optimizarán la toma de decisiones.
  • Dispositivos inteligentes. La capa IoT incluye elementos físicos como sensores, dispositivos y activos empresariales conectados tanto a Internet como entre sí. En IoT, los dispositivos tendrán más datos, se harán conscientes del contexto y proporcionarán más información experiencial para ayudar a las personas y las máquinas a tomar decisiones más relevantes y valiosas. Algunos ejemplos van desde sensores inteligentes que recogen el consumo de energía a nivel de la máquina hasta otros dispositivos digitales habilitados para IP como cámaras de vídeo o lectores RFID.

En Clase10 somos especialistas en convertir los datos en ventaja competitiva asesorando a nuestros clientes  a lo largo de todo el ciclo de vida de los datos. Contacta con nosotros y te ayudaremos a diseñar una solución tecnológica que te permita optimizar tus procesos de negocio y alcanzar mejores resultados.