Las tecnologías de red tradicionales no pueden satisfacer las demandas de los actuales usuarios digitales. Su diseño estaba cimentado sobre el hardware, con múltiples aplicaciones y procedimientos de seguridad, y centrados básicamente en los datos de red. El prometedor negocio digital requiere poder incorporar software, automatización y seguridad, conocimientos de negocio, monitorización y resolución de problemas, tareas, además, que deben realizarse de forma proactiva. Así como modelos de compra que se adapten a cualquier presupuesto.

Con esta visión, Cisco ha diseñado su nueva generación de equipos de red, su arquitectura de red digital que ahora incluye capacidades de software más inteligentes y protección de red superior, además de un modelo de licencia vía suscripción que facilita su integración en cualquier negocio.

Una estrategia basada en esta arquitectura que ofrece visibilidad de extremo a extremo, automatización y seguridad incorporados, y ahora al alcance de cualquier presupuesto.

Entre sus múltiples ventajas, destaca, por ejemplo, la posibilidad de segmentar la red, para facilitar las necesidades de seguridad o el cumplimiento normativo, simplificando los procesos y centralizando la gestión de políticas de acceso a la infraestructura, y garantizar el acceso seguro de los usuarios.

Además de un rendimiento inalámbrico excepcional para entornos de alta densidad, también se dispone ahora de servicios personalizados, a través de soluciones basadas en la ubicación, que protegen tanto la red, como sus dispositivos y datos. En definitiva, las bases sobre las que descansa su negocio.

Con una fuerte seguridad basada en la red y un sistema operativo ágil, el nuevo controlador inalámbrico es el más fiable y seguro del mercado, al estar siempre encendidos y poderse implementar en cualquier lugar.

Equipamiento que realiza más tareas en menos tiempo, formando parte de una red más intuitiva, inteligente y capaz incluso de aprovechar los datos que la recorren para mejorar su operativa y rendimiento, a la vez que automatiza las tareas más rutinarias para centrarse en aspectos más creativos.

Una arquitectura de red que aporta información de toda una constelación de puntos de datos, conectada a dispositivos diferentes y que establece correlaciones y aplica ideas. Es capaz de ver las amenazas invisibles y de automatizar las respuestas de seguridad. Además, se adapta y protege de forma constante, ya que conoce las amenazas que existen en todo el mundo con el fin de anticiparse a aquellas a las que se enfrenta.

La plataforma también ofrece compatibilidad con todas las capacidades de alta disponibilidad esenciales, como la aplicación de parches, el borrado e inserción discrecional (Graceful Insertion and Removal, GIR, en siglas en inglés), o seguimiento ininterrumpido con cambio de estado de conexión, o Nonstop Forwarding with Stateful Switchover , NSF/SSO, en siglas), fuentes de alimentación redundantes y ventiladores de primera calidad.

Descubre más sobre Cisco Catalyst 9000 y no te pierdas todas sus novedades.